top of page

Enfocando la curiosidad en lo que realmente importa



curiosidad

Cuando la concentración flaquea, es común que la mente nos pida nadar en una piscina infinita. Si la curiosidad sin restricciones le distrae constantemente, aquí le presentamos cómo dirigirla intencionalmente y que le ayude a identificar nuevas ideas, descubrir nuevas oportunidades y encontrar soluciones creativas a los problemas.


Identificar lo que resulta útil y dejar el resto

La curiosidad productiva se enfoca en aquello que realmente desea y necesita llevar a cabo. Si le interesa algo que despierte su curiosidad, puede añadirlo a una lista de temas pendientes para explorar en momentos más adecuados.


Emplear la curiosidad para resolver problemas

Otorgarnos espacios y tiempos para comprender la raíz del problema antes de precipitarnos a solucionarlo nos ahorrará muchos dolores de cabeza.


Cultivar la curiosidad hacia nuestras relaciones

Reflexionar sobre los desafíos que podríamos estar enfrentando, tanto en el ámbito laboral como en el personal, y las personas involucradas, nos permiten comprender y, sobre todo, nos da claridad para tomar decisiones (no andar en automático).


Si se le dificulta identificar y priorizar, utilice la matriz de Eisenhower:



Urgente

No urgente

Importante

Hacer

Programar

No importante

Delegar

Eliminar


Piscina infinita*: Lo que los autores denominan «piscinas infinitas», es decir, espacios en su mayoría digitales como Instagram o TikTok que nos mantienen pegados a la pantalla y que nos hacen perder cada día mucho tiempo. ¿Piense cuánto tiempo pasamos viendo el celular?


"Este tip es adaptado de "Is Your Curiosity Helping or Hurting Your Work?," por Elizabeth Grace Saunders y también toma ideas del libro “Make Time: enfócate en lo que más importa” de Jake Knapp y John Zeratsky."

7 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page