IVA: El enemigo que podría costarle más de lo que cree… a mediano o largo plazo

Blog DFV Asesores

El pasado 1° de julio del 2019, Costa Rica dio un paso importante en el saneamiento de las finanzas públicas, actualización -creación- de cultura de pago de impuestos y, lo más destacados, un golpe importante al desenfrenado gasto público del país: La Reforma Fiscal.

El sistema de impuestos en nuestro país estaba basado, casi exclusivamente, en el pago del 13% sobre bienes y algunos servicios (prácticamente servicios públicos) por lo que, el cambio más significativo que esta reforma trajo, el Impuesto al Valor Agregado (I.V.A.), reformó la base de contribuyentes (aumentándola) y difiriendo algunos de los rubros de impuestos a pagar (tasas diferenciadas del 13%, 4, 2% o 1%).

El Impuesto al Valor Agregado vino para quedarse, ya superamos el primer mes de implementación y, aunque sentimos un impacto en nuestro flujo de efectivo (mínimo en algunos, significativo en otros casos), le tenemos algunas recomendaciones para que, en los próximos meses y, a nivel general, el impacto completo del IVA sea anticipado, medible y planificado, a continuación, nuestras recomendaciones:

Recomendación No 1: Abra una cuenta bancaria exclusiva para el IVA.

El tener identificado el IVA (por medio de su sistema de facturación electrónica) es el primer paso para identificar cuánto tendrá que cancelar, mes a mes, por IVA pero tenerlo separado en una cuenta bancaria (diferente a la que utiliza para el manejo de las finanzas de su negocio) le garantiza tener la provisión del monto del IVA separado de sus ingresos ordinarios y evitará que, al momento del pago mensual, tenga que sacar de su propio bolsillo, el IVA del gobierno.

Recomendación No 2: Revise si su sistema de facturación cumple con los requerimientos

El tema de los montos de IVA acreditables, los rubros porcentuales, las estimaciones de la prorrata, los cálculos aprovechables y los no aprovechables pueden representarle un dolor de cabeza si su sistema contable o de facturación no tiene estas opciones. Existen en el mercado un sin fin de sistemas que permiten emitir facturas electrónicas y recibir las de sus proveedores, pero no todos los sistemas permiten la separación de los IVA de estas facturas haciendo que la preparación de la declaración mensual sea un verdadero dolor de cabeza y una pérdida significativa de recursos de sus colaboradores.

Recomendación No 3: Revise sus procesos contables internos

Podría tener una cuenta bancaria exclusiva para IVA, podría inclusive tener la mejor herramienta tecnológica y emitir los más acertados reportes de créditos y débitos de facturas, sin embargo, si sus procesos internos de registro contable y acreditación de impuestos no son los correctos… nada de lo anterior le podrá ayudar a mejorar la forma en la que paga impuestos y, al final, podría estar perdiendo flujo de efectivo innecesariamente.

Es importante que revise y verifique, con un profesional en contabilidad, finanzas o impuestos, si sus procesos internos contables cumplen con los requerimientos del Ministerio de Hacienda en cuanto a transparencia y respaldo de la información contable y así, con este profesional, establecer una ruta de acción si el resultado no es el más adecuado; y al mismo tiempo podría establecer una estrategia de pago de impuestos y analizar las mejores opciones a mediano o largo plazo sobre optimización de recursos.

Como resumen, siga estos tres pasos si quiere que el IVA no asfixie su flujo de efectivo ni su tiempo:

  • Anticipe el rubro del IVA, resérvelo y sepárelo.
  • Verifique que su sistema de facturación no sea su peor enemigo.
  • Revise si sus procesos internos contables no le están ahogando su flujo en pago de impuestos.

El IVA no debería ser el enemigo mortal de su flujo de efectivo, pero el no anticiparse a este, podría poner en apuros no solo su flujo sino su situación fiscal y, al final, podría pagar el precio más alto por no preparar, a tiempo y con tiempo, su estrategia de pago de impuestos.

Comparta esta página