Deducción de pérdidas según nueva ley

DFV - Deducción de pérdidas

Desde la entrada en vigor de la Ley N°9635: Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas vimos grandes cambios en el mundo tributario del país, cambios que benefician (aunque no parezca) a los contribuyentes con reformas a varias leyes; una de las más importantes, la reforma a la Ley N°7092: Ley del Impuesto Sobre la Renta donde se modifica el inciso g) del artículo 8 Gastos Deducibles donde se indica que: 

g) Cuando en un periodo fiscal una empresa obtenga pérdidas, estas se aceptarán como deducción en los tres siguientes periodos. En el caso de empresas agrícolas, esta deducción podrá hacerse en los siguientes cinco periodos. 

Esta reforma viene a cerrar una brecha que existió por muchos años entre la deducción de pérdidas para empresas agrícolas inscritas como contribuyentes ante la Dirección Nacional de Tributación Directa (D.G.T.) y el resto de las contribuyentes actuales. 

Condiciones para la correcta deducción 

Registro contable: Para poder deducir las pérdidas ante la Administración Tributaria se deberán de contabilizar como pérdidas diferidas. 
Plazo de aplicación o acreditación:  Empresas agrícolas: hasta 5 años. 
Empresas comerciales / industriales: hasta 3 años. 
Separación de actividades:Se deberán de llevar los registros contables separados (pérdidas diferidas separadas) de las pérdidas que tenga el contribuyente de acuerdo con las actividades que tenga (para identificar a qué corresponde cada una). 
Compensasión:Para la correcta acreditación fiscal de las pérdidas, el contribuyente deberá de declararlas en la D-101 en la casilla 44 denominada: “Otros costos, gastos y deducciones permitidos por la ley”. 
Rubro Acreditable:Se pueden aprovechar los rubros totales en uno o varios períodos fiscales (hasta 4 o 5 según la actividad) pero no superar el 100% de la pérdida contable registrada. 

Condiciones especiales:

  • Los contribuyentes que se inscriban ante la D.G.T. desde el 1° de julio del 2019 podrán disfrutar este beneficio al cierre del período fiscal 2019.
  • Para los contribuyentes que YA están inscritos ante la D.G.T. (desde antes del 1° de julio del 2019) podrán gozar del beneficio de deducción de pérdidas a partir del cierre del período fiscal 2020 y sus pérdidas previas no serán deducibles. 
  • Las empresas industriales que inicien operaciones tendrán derecho por única vez, a diferir las pérdidas de ese primer período en los siguiente cinco años, para los posteriores aplicarán el plazo de tres años. 
  • Para los casos en donde las pérdidas sean producto de elementos patrimoniales no afectos a una actividad lucrativa, su trato será diferente y se dará según dos opciones: 
    • Compensación de pérdidas con ganancias generadas el mismo mes, de quedar pendiente, se compensa con la próxima ganancia de capital. 
    • Devolución de saldos, si hay pérdida un mes pero tiene ganancias de capital en los otros 12 meses, podrá compensar la pérdida de capital con las ganancias de capital obtenidas previamente. 

Comparta esta página